22 mar. 2009

de los continuos viajes...

Las palabras se juntaron, sin tinta, sin papel, sin música de fondo, para hacerle sentir que no estaba del todo sólo a la orilla de sus sueños.

Ella, con ansiosa prisa le contó su último viaje.

-Pasé la escala
crucé el camino
violé la puerta
rompí la cerca
huí a los perros
construí un atajo
amarré al miedo
olvidé la rabia
disfracé al silencio
empaque al deseo
alumbré las sombras
distraje al tiempo
golpeé al centinela
busqué la llave
para entrar en tu cuarto...

Él, comprendió que en ese viaje su sueño
fué el complice para acercarla a su cama
y contemplarle dormido.

2 comentarios:

  1. Como disse, mais do que poético. Arranca seu coraçao e voa. O que você disse, nao tinha nome...

    ResponderEliminar
  2. Obrigada, Jú! Acho que cada noite, os sonhos nos levam até aquilo que é o mais desejado, aquilo que quase sempre nem existe...por isso sonhos sao.

    ResponderEliminar